No me obligues a pintarme

22 junio 2014

Publicado en WeLoverSize.

Soy una chica de 28 años, mitad española mitad italiana. Mido 1,78 y siempre he sido la más alta de todos los saraos. Soy de complexión normal, más ancha de caderas que de busto (bonita manera de decir que estoy bastante plana). Estoy en mi peso, pero si me descuido puedo engordar mucho. Tengo el pelo muy rizado, negro y largo, una nariz grande y unos ojos grandes, una boca pequeña, dientes alineados y tendencia al acné. Mis pies son enormes, lucho a diario contra mi vello corporal , que no es poco –si pudiese viajar en el tiempo le cortaría las manos a la primera loca que se arrancó un pelo– y todo el mundo sabe que soy muy torpe y descoordinada (de hecho no sé cómo aún no me he despeñado por algún sitio). Me suelen decir que huelo bien porque me tengo que echar productos en el pelo para domarlo. Me muerdo las uñas, no tengo ningún sentido de la moda ni de la estética en general, no me pinto jamás y no he pertenecido nunca a ninguna tribu urbana porque me daba demasiada pereza dedicarle tanta atención a la tendencia que esta siguiese.

Creo, de verdad, que yo no suelo comentar del aspecto físico de las personas a menos que me hayan pedido consejo u opinión. Todas las mujeres en mi familia tienen sobrepeso y yo las veo preciosas. Ni siquiera me entero de cuando engordan o adelgazan, porque estoy demasiado preocupada tratando de entender si están bien o no. Algunas de mis amigas también son gordas. Unas pocas tienen bigote, o celulitis, o psoriasis, o los dientes torcidos, o muchas pecas, o van siempre despeinadas…  Y aun así son preciosas. También tengo amigos extremadamente delgados y muchos de los chicos con los que he estado eran calvos o estaban a punto de serlo y lucían con orgullo su coronilla de hombre cincuentón, y aun así me gustaban. Otros en cambio tienen pelos en los sitios más insospechados y en cuanto se quitan la camiseta les asoma una incipiente barriga. Los hay que descuidan la higiene y los hay tan obsesionados con el espejo que se pasan el día de selfie en selfie. Hay de todo, de verdad.

He visto a amigas agonizar de hambre y torturarse en los gimnasios para lucir el bikini, hablar durante horas de dietas, caminar descalzas por la calle porque no aguantaban más sus tacones y llegar tarde cuando habíamos quedado porque tenían que plancharse el pelo, pintarse las uñas o elegir el bolso adecuado. Del mismo modo, llevo años oyendo comentarios y opiniones que nunca pedí sobre el hecho de que yo no me maquille nunca, aunque solo sea la raya, de que no me ponga tacones, aunque sean unos bajitos, de que no me alise el pelo, aunque solo sea para dejar un rizo más grande que el mío, de que no utilice bolsos, aunque sea uno deportivo y de que no tenga ningún sentido de la moda ni sepa bailar ni tenga interés por aprender ninguna de las dos cosas. Opiniones que nunca he pedido y que no creo que constituyan una versión mejorada de mí misma, opiniones que yo nunca me atrevería a dar, porque nadie debería sentirse con el derecho de opinar tan libremente sobre el cuerpo ajeno. Nunca nadie aconseja a otros de manera tan descarada que se pongan a leer un libro o que un sábado cambien un plan de botellón por un museo. Pero cuando se trata de mejorar la carcasa, cualquier opinión parece válida. Y no, no lo acepto, porque yo me siento súper cómoda en mis zapatos. Planos, para más datos.

Podré haber sido más o menos dura y directa, y sé que soy muy pesada sermoneando a mi familia y amigos con que se pongan el cinturón de seguridad, con que apaguen las luces y cierren bien los grifos y con que no usen palabras como “retrasado”, “puta” o “maricón”, con que no escriban con faltas de ortografía. Pero de verdad creo que nunca, ni cuando era una niña cruel y descorazonada, me habréis oído aprovechar la gordura de mis hermanas para atacarlas en una pelea, ni habréis visto que me ahorre un piropo a una amiga a sabiendas de que esa noche –como todas las noches- ligaría más que yo, ni les he dicho que quizá ese kebab a las seis de la mañana tras toda la noche bebiendo no sea la mejor de las ideas. Como tampoco me habréis oído decirles a mis novios que esa camiseta no conjunta con el pantalón, que sería bueno que se empezasen a rapar para disimular la calva o que el tabaco, además de apestarle la boca, le hace la sonrisa negra.

giphy (3)

Este es un mensaje para quien quiera darse por aludido y aludida: si yo no te digo que podrías aprovechar tu voluptuoso cuerpo para vestirte mejor, si yo no te digo que podías dejar de hincharte a hamburguesas para estar más sana, si yo no te digo que vistes demasiado formal para el día a día, si yo no te digo que vas tan maquillada que podría pintar las líneas de Nazca sobre tu cara, si yo no te digo que podías depilarte mejor las piernas, si yo no te digo que podías estar un poquito menos obsesionado con el gimnasio y con la ración de proteínas que debes comer hoy, si yo no te presiono para que te compres esa camiseta que me gusta a mí, no entiendo por qué yo tengo que llevar toda mi vida escuchando que podía hacerme la raya del ojo, que podía alisarme el pelo un poquito, que podía ponerme una camiseta más corta o que podría intentar tener más estilo y moverme más delicadamente. Lo que yo oigo tras todas estas opiniones que nunca he pedido es “eres una versión pobre, masculinizada y dejada de ti misma” y me niego a creer que la mujer que me mira tranquila y segura desde el espejo cada mañana necesita de todos esos cambios para que los demás también la vean.

Anuncios

19 pensamientos en “No me obligues a pintarme

  1. Ana

    Entiendo el concepto de que cada uno debe hacer lo que considere con su cuerpo. Si le gusta maquillarse o ponerse tacones a diario que lo haga (personalmente me parece un maltrato para la piel, pies y espalda pero allá cada uno), si la moda no es uno de sus intereses también se acepta (cómo no aceptarlo, aunque a mí me parece una forma estupenda de expresar la creatividad de cada uno)… Lo que no entiendo, sinceramente, es dónde carajo estáis metidas y qué compañías frecuentáis.

    Me maquillo como mucho la raya del ojo un par de veces al mes, visto informal, no uso tacones más que para las pocas bodas que asisto y siempre voy de zapato plano salvo alguna vez que uso sandalias de cuña (muy baja), y mi gente me acepta como soy. Si un día estoy guapa me lo dicen, si un día voy hecha un adefesio porque no he tenido tiempo o ganas de vestirme mejor se callan la boca, por lo menos delante mía, ya que tienen empatía y educación.

    Yo también voy a clase (como una comentarista anterior) con converse y mochila (y ya tengo treinta y pico, no soy una jovenzuela) y nunca he sufrido ataques por parte de nadie por no llevar el ojo pintado o tacón. Creo que muchas de las personas que sienten que son acosadas por no maquillarse o no vestir de una forma determinada necesitan pensar si están seguras de lo que hacen, porque si lo estás las críticas te las pasas por el arco del triunfo, y no tienen ni la mitad de peso que le estáis dando. Y lo digo yo, que me pase quince años sin usar falda y oyendo críticas al respecto. ¿Qué más da? ¿Somos adolescentes influenciables o mujeres con la capacidad de decidir lo que queremos hacer con nuestro cuerpo y la imagen que nos interesa proyectar?

    Me gusta

    Responder
  2. Camila

    Me encanta tu post! Mido 1,72 y en mi país eso es bastante alto, tengo el pelo rizado y me gusta usar lo que me apetece, porque me apetece, por lo tanto los tacones y el maquillaje son bastante esporádicos, y te prometo que es como si este artículo lo hubiese escrito yo!!! En esta ciudad además el uso de maquillaje es la norma y las mujeres suelen invertir muchas horas en arreglarse, he oído muchas cosas, me han dicho que mi ausencia de maquillaje y de tacones son una lucha contra el mundo y yo lo único que quiero es estar tranquila y cómoda, sin dolor en los pies y sin tener los ojos irritados. Gracias por escribir lo que yo siento pero no sé poner en palabras ; ).

    Me gusta

    Responder
  3. Esther

    A mi en el trabajo sobretodo mi encargada “que se preocupa mucho por mi por que me quiere y a aprecia” no para de decirme que pierda peso, así como muchos compañeros, igual que cuando me maquillo ya por que me apetece pero me dicen que estoy mu guapa que parezco otra , en fin tengo que aguantar todos los días su preocupación por mi bien estar, incluso con la ropa, me siento muy agobiada por eso , no me dejan sentirme agusto.

    Me gusta

    Responder
  4. Paula

    Totalmente de acuerdo contigo, yo solo me maquillo para bodas, bautizos y comuniones, yo opino que tienes que quererte tal cual eres sin retoques.
    Estoy haciendo una carrera, y mis compañeros de clase me tienen en el punto de mira, soy objeto de burlas y soy la oveja negra…sabéis por que? por el simple hecho de que no me guste emborracharme todos los sábados y que voy a clase con unos vaqueros, una camiseta y unas converse, y no ir como van todas pintadas tal cual topmodel y con faldas extra cortas, tacones y bolso en lugar de mochila (mmm…voy a clase..no de fiesta y a ligar…) me parece muy triste que hoy en día ser normal y tener personalidad este mal visto y que todo la sociedad de hoy en día se enfoque a meterse con los bichos raros (que en realidad el único pecado que tienen es ser normales) o si no tratar de que sean una oveja más del rebaño y que se dedique a no tener personalidad y a salir de fiesta y enrollarse con todos..ejemplo: idolos de hoy en dia y programas más vistos: MYHYV, GH, Supervivientes,Salvame. ..
    La sociedad de hoy en día esta enfocada a crear estereotipos, es más, os pongo un ejemplo, el otro día fui a comprarme bikinis a una conocida tienda de deportes (gasto una 95-100 de pecho y 44 de braga) y me impresiono ver que el 80% de los bikinis o tenían relleno o eran tipo pushup…que pasa que si no tienes pecho no eres bonita? esta mal visto o que? yo no me quejo porque estoy bien dotada pero también parece ser que esta mal visto ya que la talla mas grande era una 75 de pecho y una 38 de braga y al preguntar a la dependienta me dijo que tallas TAN grandes no vendían…en resumen que si no eres un maniquí sin personalidad, pintado como un cuadro de Dalí y sin vida más allá de los sábados noche, no eres nadie y serás objeto de críticas y te apodaran bicho raro…menudo crimen pensar por ti mismo y tener ideales y personalidad verdad?

    Me gusta

    Responder
    1. Marta

      Bueno, no creo tampoco que por gustarte maquillada (no como una puerta, si no un poco de eye liner, colorete y labios rojos) esté reñido con tener o no personalidad. Es cuestión de verse guapa pintada y sin pintar, creo que has mezclado muchas cosas que no son incompatibles.

      Me gusta

      Responder
      1. Paula

        Si, si tienes razón, no digo que maquillarse signifique no tener personalidad, cada una que haga lo que quiera con si misma, pero yo me refería a que como es lo que la mayoría hace, si de repente alguien no lo hace, ya destaca por el simple hecho de no ser como todos y todos o critican o tratan de que hagas lo mismo que ellos en lugar de dejarte en paz y que cada uno sea como sea.
        No tengo nada contra las que se maquillan perdón si no me he expresado bien, quería referirme a eso, a que si no eres como la mayoría no eres normal.

        Me gusta

  5. Inmaculada Rodríguez Romero

    Me encanta tu postura y lo que transmites en tu forma de escribir yo también estoy cansada de tanto innombrable dando “sabios consejos” que nadie le pidió, mi aspecto es mío y hago con el lo que me viene en gana, al igual que me tomo ya la libertad de contestar lo primero que me viene a la mente cuando alguien me da dichos consejitos.

    Me gusta

    Responder
  6. Carmen Ruiz

    ¡Buenísimo! Llevo un tiempo leyendo post sueltos de esta We Lover Size, y este me ha encantado. Aunque me maquille, e incluso me alise el pelo (de higos a brevas), me ha parecido un post fantástico, explica muy bien cómo ser como tu quieras ser, y no dejarse influenciar por los demás. En mi caso, llevo varios años intentando llevar tacones, y no hay manera. Me gustan, pero acabo siempre cansadísima. Por fin, desde el verano pasado, me decidí a no volver a llevarlos. Aunque alguna cuña para salir con las amigas sí que uso, pero es muy bajita, lo justo para que no me duelan los pies (no puedo llevar zapato plano).

    Me gusta

    Responder
  7. Paula

    ¡Muy bueno! Tampoco yo creo que necesites nada de lo que los demás te dicen que debes hacer o usar, cada uno es como es y lleva lo que quiere llevar. Y los demás (si te quieren) deberían respetarlo y aceptarlo, creo que es mejor ser autentica que dejarte llevar por lo que opinan los demás.

    Me gusta

    Responder
  8. Maria Cassiopeia

    ¡Muy de acuerdo contigo!
    Yo tambien estoy cansada de escuchar a gente dándome “consejos” en plan pasivo-agresivo: que si por qué no me pinto los labios o los ojos, por qué no me plancho el pelo o me lo tiño, por qué no me pongo lentillas, por qué no me compro otra ropa más “femenina” (ejem), por qué no me hago las uñas, etc, etc.
    Te dicen: “Si te cuidaras más estarías más mona”. No sé, para mi cuidarse es comer bien teniendo en cuenta todos los nutrientes, dormir bien y hacer ejercicio a menudo, no cubrirte de potingues, quemarte el pelo a base de plancha o ponerte una ropa y no otra, pero bueno allá cada cual XD

    Me gusta

    Responder
  9. Sara

    Llevo mucho tiempo leyendo artículos en Weloversize pero es la primera vez que me paro a comentar y es para decirte que APLAUSOS. Aplausos para ti. En serio. Muchos. Imprimiría miles de cuartillas con tu artículo y las llevaría encima siempre para poder pegárselas en la cara a todos esos “dadores” de consejos no pedidos cada vez que aparecieran. Ay, y ¡cuánto tiempo me ahorraría! De verdad. Bravo por ti.

    Me gusta

    Responder
    1. Anónimo

      Me parece que el que te digamos que te pintes un poco no te lo decimos como que si no te pintas un poco estes fea sino como que tu belleza sublime se veria todavía mas impactante porque yo estoy segura que tu impactas sin pintarte pero todavía mas . De todas formas yo soy tu madre y te veo la mas bonita de todas ( que es como te vi el otro dia en la boda) . pero yo como madre te tengo que dar pautas aunque piense que asi eres perfecta. Bueno nos pondremos las pilas con el sobre peso que toda tu familia tiene menos tu .

      Le gusta a 1 persona

      Responder

Cuéntanos qué te ha parecido.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s