Archivo de la categoría: Bosnia en la memoria: 21 años después

Bosnia en la memoria: 21 años después

(Publicado en la web de ACNUR España)

10 abril 2013

MADRID, España, 10 de abril (ACNUR/UNHCR) – El 5 de abril se cumplieron 21 años desde que comenzó la guerra en Bosnia, un conflicto con un grandísimo coste humano cuyas heridas aún no se han cerrado. Para recordarlo, se celebró ese mismo día en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, una mesa redonda titulada “Bosnia en la memoria: 21 años después”, que contó con la presencia de la periodista Esma Kucukalic, el ministro consejero de la embajada de Bosnia i Herzegovina, Zlatan Burzic, el militar retirado de la OTAN Enrique Vega y la representante de ACNUR en España, Maricela Daniel.

La guerra de los Balcanes supuso un hecho clave en la historia de ACNUR porque, por primera vez, se coordinó en plena guerra una operación de emergencia centrada en la ayuda no sólo a desplazados internos y refugiados, sino también a los cientos de miles de civiles afectados por el conflicto en el marco del mayor desplazamiento humano producido desde la Segunda Guerra Mundial. La representante de ACNUR en España, Maricela Daniel, recalcó la importancia de que la acción política y la ayuda humanitaria trabajen conjuntamente en situaciones de emergencia de este calibre: “La acción humanitaria no puede ser un sustituto de la acción política. En Bosnia se quiso sustituir esta necesaria acción política por una ayuda humanitaria y eso supone hacer una pequeña cura en mitad de una enorme hemorragia”, añadió.

Durante la mesa redonda,  el ministro consejero de la embajada de Bosnia Zlatan Burzic, comparó de la situación actual con la que tenía el país antes de la guerra. El ministro subrayó la importancia de crear mecanismos que sienten los precedentes para una recuperación total, para cerrar las heridas del pasado y que Bosnia pueda recobrar el esplendor cultural y económico del que gozaba antes del desmembramiento de Yugoslavia. “Tal y como está planteada la Constitución de Bosnia en este momento, es imposible un verdadero avance porque cualquier persona puede frenar una toma de decisiones”, dijo el ministro. “En 1972, Bosnia tenía un PIB equivalente al de Japón y contaba con dos empresas de entre las 100 más importantes. Hoy en día, es uno de los países más pobres de Europa”, añadió.

© ACNUR/UNHCR / A. Calderalo. Los participantes, durante su participación en la mesa redonda de esta jornada organizada en la Universidad Complutense de Madrid.
© ACNUR/UNHCR / A. Calderalo. Los participantes, durante su participación en la mesa redonda de esta jornada organizada en la Universidad Complutense de Madrid.

Por su parte, la representante de ACNUR en España, Maricela Daniel, destacó el papel que  ACNUR jugó tanto durante el conflicto como en la recuperación del país, distribuyendo materiales de ayuda humanitaria y alimentos a la población afectada que luchaba por salir adelante. Entre 1992 y 1995, ACNUR se enfrentó a grandes retos, para atender a una población de refugiados y desplazados que superaba los 2,7 millones de personas. “Pero detrás de los números hay personas: mujeres, niños, padres y hermanos que sufrieron tremendas privaciones y violaciones de derechos humanos” dijo Maricela Daniel, alertando de que  el conflicto étnico que prevaleció tras la finalización de la guerra,  a día de hoy aún no está superado.

La proyección del vídeo elaborado por Córdoba TV, titulado “Las Heridas de Srbrenica” recordó a los asistentes la masacre que se produjo en este enclave musulmán de Bosnia y Herzegovina, donde murieron asesinados cerca de 8.000 hombres y niños en julio de 1995. En este proceso de “limpieza étnica” durante la guerra, se produjeron múltiples violaciones de derechos humanos que, como explicó la periodista Esma Kucukalic, añaden barreras al proceso de normalización por el que se continúa luchando en el país… Un capítulo de la historia de Europa que muchos querrían olvidar.  “En Bosnia se está dando una segregación étnica constante. Los ciudadanos no pueden ser simplemente bosnios, han de inscribirse como musulmanes, croatas o serbios. Un 20% de las minorías que rechazan pronunciarse dentro de estas tres categorías, quedan apartados de las estructuras sociales y políticas, no pueden optar a puestos gubernamentales”, explicó la periodista. En este sentido, Kucukalic abogó por una reforma de la Constitución bosnia, que defienda la igualdad de todos los ciudadanos y por una mayor presión de la comunidad internacional hacia ese cambio democrático. A pesar de estos datos, los participantes de la mesa redonda transmitieron un mensaje de esperanza y agradecimiento hacia todos aquellos que ayudaron durante la guerra y que aún a día de hoy, trabajan por cerrar esas heridas. Esma Kucukalic, como superviviente de una guerra de la que fue testigo directo, manifestó su agradecimiento al pueblo español que la acogió y que ayudó a su país con donaciones, permitiendo la escolarización de los niños y aplicando programas de acogida en familias, lo que posibilitó que miles de ellos pudiesen llevar una vida  en paz. También el representante de la embajada transmitió un mensaje de reconocimiento y agradecimiento por las organizaciones que proporcionaron ayuda humanitaria a miles de personas durante la guerra: “Si yo estoy aquí sentado hoy es gracias al arroz y a los plásticos que nos entregó ACNUR. Si no hubiese sido por la ayuda humanitaria, quizá hubiese sobrevivido a los bombardeos, pero habría muerto de hambre” añadió Burzic.